Aprender a soñar

                                   EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN * por Horacio Krell

 


 

APRENDER A SOÑAR

Hoy que todo nos dirige a un pensamiento único aprender a soñar puede encender una luz de creatividad para paliar los excesos que provoca la información mal intencionada.

¿Qué es la vida? Una ilusión; :una sombra, una ficción y el mayor bien es pequeño. ¡Que toda la vida es sueño y los sueños, sueños son. Calderón de la Barca.

Se  puede aprender a soñar. Estudiando los sueños de los grandes soñadores se derivan sus principios. Un sueño famoso generó el “Principio de Arquímedes”: todo cuerpo sumergido experimenta un empuje igual al peso del líquido que desaloja. Esta es la historia: Hierón, monarca de Siracusa, entregó a un joyero oro y plata para hacer una corona. Hierón desconfió de su honradez y pidió a Arquímedes que la estudiara. Arquímedes  no encontraba solución, pero un día al dormirse en la bañera, el agua se derramó y le produjo una asociación repentina. Se despertó sobresaltado y dedujo que ante la resistencia del agua el cuerpo parece pesar menos. Tal fue su excitación que salió desnudo al grito de ¡Eureka! ¡Lo encontré!. Pesó la corona en el aire y en el agua comprobando que su densidad no era la que hubiera resultado si el joyero hubiese usado todo el oro y la plata. Así comprobó la estafa.

La fórmula del benceno. Creada por Kekulé impulsó la industria del colorante, la química orgánica y  fármacos como la aspirina, productos como gasolina, detergentes sintéticos, etc. En 1865 se volvió hacia el fuego del hogar, se durmió y al rato comenzó a soñar. Unos  átomos juguetones empezaron a formar serpientes. De pronto, una de ellas emergió en primer plano. Se mordió su propia cola y giró dando vueltas con sorna, le había revelado cómo se disponían los átomos del benceno. “Como por iluminación, me desperté. Mi visión se ha hecho más aguda con mis sueños. Hay que Aprender a soñar y hallaremos la verdad”.

Cómo aprender a soñar. La historia prueba cómo en el sueño se tratan problemas sin el dominio del hemisferio lógico del cerebro. Así las funciones trabajan juntas. Para Edison el genio es un 10% de inspiración y 90% de transpiración y para Pasteur el azar favorece a las mentes preparadas. El inconsciente necesita de la investigación previa, luego uno puede echarse a dormir. El inconsciente se activa cuando la voluntad le da una orientación. El creativo se alía estratégicamente con sus sueños y sus ideas navegan hasta la superficie.

Se puede programar al inconsciente con una frase elegida que relacione el pedido, y además logre un dormir calmo y cómodo. El relax  prepara el sueño, refresca el cuerpo y  el alma. Al consultar el problema con la almohada se disparará la idea que lo resolverá.

Otras veces la solución se borra. Hay que tener papel y bolígrafo cerca o un grabador para apoderarse de la idea en vuelo, en la conciencia es fácil que se pierda. Edison hacía un listado de las cosas que deseaba tener concluidas la próxima mañana.

Aprender a soñar, a recordar y dirigir los sueños. Tener sueños creativos, es útil si los recordamos.  El sueño se divide en dos fases, fase NO-REM y fase REM o visual donde se sueña. Lo primero es concentrarnos al despertar en recordar lo soñado. Si otro pensamiento se cuela, perderemos el recuerdo. Llevando un diario de los sueños podremos controlarlos. 

Mentes sin reposo. Aprender a soñar dormido o despierto. La actividad mental en el sueño se vive como real, a pesar de la imposibilidad lógica. Emociones como miedo, regocijo e ira, predominan sobre la tristeza, la vergüenza y la culpa y pueden despertar al durmiente; el recuerdo del sueño se evapora si no se hace algo para retenerlo. El  sueño lúcido puede convertir el deseo en realidad tomando conciencia y dirigiendo la acción. El durmiente se da cuenta que es un sueño y participa. Es divertido hacer lo imposible y sirve para generar ideas, resolver problemas, conocerse, y superar conflictos. Al registrar e identificar sueños y signos se puedan manipular. Para el psicoanálisis el recuerdo es el contenido manifiesto, hay que investigar el latente que lo genera.

El método  para soñar despierto es un viaje imaginario frente a una hoja en blanco. Dibujo, diseño, compongo, escribo, pinto ¿De dónde me  sale este impulso?¿Dónde está el color, o la forma? ¿A quién le pertenece?... ¿Quién soy yo?¿Dónde empiezo o termino? 

Algunas precisiones. El cerebro que sueña no es un cerebro inactivo. Es personal, en primera persona. Sorprende al soñante, lo hace ver lo propio como si fuera ajeno y revela una realidad oculta. La pregunta clave es si los sueños anticipan, si engendran obras, si movilizan o  estimulan. La esperanza es desentrañar la creación al aprender a soñar.

Para crear no basta con soñar: faltan inspiración y trabajo. Al inducir sueños se altera la conciencia y se predispone la liberación de potencias ocultas, el sueño remite a una pasividad propiciatoria. El vaticinio es el ingrediente que vincula sueño y arte. En el sueño se graban los sucesos. La creación post sueño es una copia de lo inaccesible. Debemos distinguir el sueño casual en primera persona  de su combinación causal y analítica.

La creatividad es motivada por estímulos de variada intensidad, dirección y satisfacción que da lugar a acciones propiciadas por la inspiración o el sueño. La anticipación es lo importante en la relación sueño- arte. También influyen personalidad, hábitos, estados.

Aprender a soñar y crear. Es aprovechar el poder creativo del sueño para traducir imágenes en ideas. Allí el inconsciente se manifiesta con más facilidad, desaparecen los bloqueos y las ensoñaciones ayudan a elaborar el deseo. Siempre hay un problema no resuelto que reclama la atención. Conviene anotar  imágenes o asociaciones que lleguen a la mente, antes de conciliar el sueño o al despertar. El arte de soñar se conecta con una vida creativa. Por eso los grandes creadores le dieron importancia: La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido. Borges. Cualquiera que despierto se comportase como  en los sueños sería tomado por loco. Freud. Si lo puedes soñar lo puedes hacer. Disney.

* Dr Horacio Krell. Director de Ilvem. Secretario de rel. internacionales de UAF Unión Argentina de Franquicias y propulsor de UP Unión de Permutas. Consultas horaciokrell@ilvem.com.

 

Ilvem es una entidad educativa cuya misión es el desarrollo de la mente humana en el marco de la teoría de las inteligencias múltiples (espiritual, emocional, intelectual, creativa, artística, estratégica, corporal, social, comercial, comunicacional y digital).

  

Informes en www.ilvem.com o al teléfono 48215411.

 

Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 3220 5526
+5411 4821 5411
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza