El futuro del futuro

                                   EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN * por Horacio Krell

 


dfg

EL FUTURO DEL FUTURO

El futuro del futuro depende del pasado y del presente. El futuro ya no es el que era. El pasado pisado. ¿qué podemos hacer en el presente?.

Ante la complejidad creciente el futuro es impredecible y potencialmente hostil. Pero no todo está perdido, ante la incertidumbre hay que aprender a actuar sobre la realidad. Para eso primero hay que saber observarla. El dilema para hacerlo es la subjetividad del observador que filtra lo que ve con lo que sabe o cree. La realidad existe pero triunfa la percepción, y en cada observación se pierde más de lo que se gana.

Cuál será el futuro del futuro. El pasado influye: la memoria, las creencias, generan una visión en piloto automático para evitar los estímulos. El futuro logra que prevalezcan los deseos. Y además  el observador padece de una “racionalidad limitada”.

Entonces se oscurece la visión por estas limitaciones de la observación y corremos  el riesgo de convertirnos en hojas arrastrada por el viento. Cuando la mirada está cargada de teoría, cada vez se corre más rápido para estar siempre en el mismo lugar.

Protagonismo.  Ante los vicios perceptivos hay que conocerse y diseñar una estrategia. Para esto hay que redefinir el futuro del futuro como un espacio a construir. La estrategia se encarga de gestionar los deseos en un ambiente imposible de predecir. El observador debe ser el gestor en el territorio de operación que define su mirada.

Una estrategia productiva incorpora la claridad de propósito, los medios para alcanzarlo, coordina intuiciones y cogniciones en una visión,  suma los recursos intelectuales, financieros y las relaciones sociales en redes cooperativas que comparten  realidades y diseñan oportunidades.

De esta manera la mirada registra y procesa las novedades con un mapa de gestión. La etapa final es  intervenir en la realidad, decidir y ejecutar la alternativa seleccionada. 

En el mientras tanto hay que actuar hacia adentro para generar competencias que produzcan credibilidad, confianza, participación, visión, autoestima; y hacia fuera para sintonizarse con el mundo que es el que le otorga valor a la propuesta. Ese valor genera el vínculo y sin valor no hay relaciones. Hay que diseñar vínculos, definir los atributos esenciales de la propuesta en términos del receptor e influir en sus decisiones. La clave es la interacción:

¿A dónde llega la información?, ¿Qué es lo que está cambiando?, ¿Cómo se puede mejorar?

La metodología intelectual en la gestión del futuro. Incertidumbre y azar difieren de la buena suerte que se logra co-gestionando el pasado, el presente y el futuro. Toda acción presente es fruto del pasado y del futuro. El pasado se manifiesta en una forma de  hacer que depende de la historia personal. El futuro se introduce mediante deseos e intuiciones.

Toda acción presente se convierte pronto en pasado, en semilla del futuro y es el resultado de las competencias intelectuales y emocionales para procesar el tiempo.

Los que debemos aprender a manejar son los sucesos internos (ideas, competencias) y los externos (modificaciones del contexto). Para eso la estrategia debe incorporar los hechos invisibles hasta ahora y generar ideas que movilicen posibilidades y diseños.

La mirada sistémica observa hechos, patrones y estructuras. Ocuparse sólo de los hechos genera una modalidad  reactiva: “hagamos algo”. Considerar los patrones es el modelo  “ siempre lo hicimos así” que aplica  un criterio que ya no sirve. El pensamiento estructural integra el futuro y articula en simultáneo las relaciones, los objetivos y las percepciones.

Inventar el futuro. Para lograrlo hay que mantener la visión en el presente, abrirse mentalmente, tolerar el cambio y gestionar el caos informativo a través de la síntesis de los significados. La perspectiva del futuro brinda el punto de llegada, la información sobre lo que pasa la interacción con el medio. El feedback con la realidad es lo que evita que un error se convierta en hábito. Hay que tener cuidado con buscar lo que siempre resultó porque las cosas cambian y entonces nada fracasa tanto como el éxito.

El futuro se explora en el espacio en los puntos de bifurcación entre hipótesis alternativas analizadas a la luz del propósito. Cuando los resultados no se dan hay que replantear los modelos y las visiones vigentes. Para generar el cambio hay que vivir la tensión entre lo determinado y lo indeterminado, sentir el desafío que amplia el territorio de la acción, y sobre todo gestionar el desarrollo de la capacidad permanentemente. 

Para asegurar su inmortalidad el hombre deberá seguir haciendo algo original, cultivar su esencia, su capacidad de conocer, de comprender, de crear y de transformar. 

No podemos decidir la dirección del viento, pero podemos preparar las velas.

* Dr Horacio Krell. Director de Ilvem. Secretario de rel. internacionales de UAF  Unión Argentina de Franquicias y Propulsor de UP  Unión de Permutas. Consultas a   horaciokrell@ilvem.com.

 

Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 3220 5526
+5411 4821 5411
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza