Hacer lo que me gusta

                                   EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN * por Horacio Krell

 


 

 HACER LO QUE ME GUSTA

Vivimos en una época complicada que nos lleva a interrogarnos sobre hacer lo que me gusta o hacer que me guste lo que hago.

El sistema nervioso autónomo - que regula lo que no se controla, como la respiración -,  provee al sistema conciente la información actualizada del entorno. Mantiene un estado de alerta que aumenta la capacidad de percepción y prepara al organismo para responder. Otro sistema, el emocional acerca  al pensamiento los recuerdos, que son  tan importantes  como la información. Ambos sistemas proporcionan la energía para concentrarse. El ser humano es el único animal que reflexiona sobre lo que le pasa y puede cambiar. Hacer lo que me gusta  implica que un punto de control indique cuándo moverse. Este mecanismo  difiere en cada persona. El extravertido requiere alta estimulación para reaccionar. El introvertido -no como se cree - percibe demasiado y se encierra para evitar el colapso. Ambos están  conectados con la vida,  pero el introvertido se niega  a que lo abrumen y para el  extravertido  su punto clave es la sensación.

Las  claves son la intensidad de estímulo y el tipo psicológico predominante que puede ser sentimental, sensitivo, intuitivo o pensador. La ansiedad crónica que surge  del estrés  puede crear  patologías.

Cada persona al nacer posee un recurso divino ya que fue creado a imagen y semejanza de un gran creador que le transfirió parte de sus atributos. Cada individuo  refleja su divinidad al inscribirla en una parte de su cerebro que revela cómo hacer lo que me gusta. El cerebro se estructura en hemisferios conectados  por  fibras  y una fisura que separa los lóbulos anteriores y  posteriores, que se reparten  funciones. El  lóbulo frontal izquierdo se encarga del habla, el lóbulo posterior izquierdo del léxico, el posterior derecho globaliza el sentido del mensaje  y el frontal derecho lo expresa gestualmente. 

Descubrir el tipo personal  es descorrer el velo que impide conectarse con la vocación y que se define por  “conócete a ti mismo” y poder entonces hacer lo que me gusta. Muchos se desvían por factores culturales, sociales o educativos. Por ejemplo si  papá es abogado exitoso  debo aprovechar la situación aunque  nací soñador.  Así es como  las competencias luchan con las preferencias naturales y surge el estado de insatisfacción.  De  4 tipos resultantes de se suele ser  muy bueno en uno, bueno o regular en dos y débil en el cuarto, el que  habitualmente se ubica en diagonal con respecto a la fortaleza.

Hacer lo que me gusta o desviar la preferencia. Ir contra natura afecta la salud física y mental. Los lóbulos frontales tratan los problemas: el frontal izquierdo piensa,  analiza , encuentra los  errores, fija las prioridades, analiza  costos y   beneficios. El frontal derecho intuye, actúa por lo general en situaciones difíciles  imaginando  soluciones novedosas, descubriendo el patrón o la tendencia general. El lóbulo posterior izquierdo es sensorial, se especializa  en las secuencias, las rutinas,  las reglas, es objetivo y poco emocional, trabaja con las cosas como son,  mientras que el posterior  derecho o sentimental, trata de organizar los que ve con lo que siente creando  la armonía y la paz privilegiando a las personas.

Cada persona tiene un tipo dominante, el error común es  desviarlo, dejar de ser auténticos para acomodarse a la realidad. Aparece entonces el estrés cuyos agentes siguen  la ley de Pareto - el 20 % es la influencia del factor, el 80 % de cómo se lo percibe. De ahí la importancia de saber cambiar la percepción lo que no significa ser el optimista a ultranza basado en la  ilusión ni el pesimista crónico que se paraliza. La respuesta inteligente es realista.  El que no puede hacer lo que le gusta puede intentar acomodar la percepción de la realidad para transformarla en oportunidad de que le guste lo que hace. Pero quien utiliza la brújula interior al elegir su preferencia es 100 veces más efectivo que quien maneja solamente la competencia que adquiere mediante el entrenamiento con un alto costo en consumo de energía.

El que logra un sano equilibrio combina sus preferencias con los modos auxiliares y compensa sus debilidades asociándose con  cerebros complementarios. Esta es la esencia  del trabajo en equipo. Descubrirse a sí mismo es una tarea compleja por el déficit del sistema educativo que dando prioridad a la socialización hace perder potencia individual, ya que un  sujeto insatisfecho  a la larga y como círculo vicioso perjudica al tejido social. Descubrirse implica equilibrar el corto plazo caracterizado por la vivencia  y  el largo plazo que pretende la supervivencia. La educación al tratar a todos por igual enseñando contenidos uniformes alejados de la preferencia pierde su oportunidad de desarrollar el genio que todos llevamos dentro y hacer lo que me gusta. Reencontrarse en cualquier momento de la vida implica el uso consciente  de los 4 tipos sabiendo que la sinergia entre ellos exige tanto de  la comunicación como de la acción. El primer factor es saber manejar el azar  que  favorece sólo al preparado. Armar una jornada  energizante es actuar como la batería en el auto: si se usa para iluminar se desgasta y se arruina, si se la conecta con el encendido del motor se recarga de manera continua.

Lo importante es empezar el día con el pie derecho después  de dormir a la noche dialogando con la almohada. La  técnica del sándwich consiste en empezar la mañana con tareas preferentes – hacer lo que me gusta- e intercalar las necesarias  en un  sube y baja. Otra manera es hacer un paquete para lograr estabilidad. Y para trabajar en equipo, se debe  identificar en el proceso de formarlo al inventor que aporta las ideas, al innovador que las lleva a la práctica, al estabilizador que genera  la rutina y al armonizador que  conecta al grupo con el mercado. La calidad bien entendida empieza por uno mismo. La felicidad no está en la estación a que se arriba sino en la manera de viajar.

* Dr Horacio Krell. Director de Ilvem. Secretario de rel. internacionales de UAF  Unión Argentina de Franquicias y Propulsor de UP  Unión de Permutas. Consultas en horaciokrell@ilvem.com.

 

Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 3220 5526
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull