Técnicas de estudio

                                   EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN * por Horacio Krell

 


 

TÉCNICAS DE ESTUDIO

La primera etapa de las técnicas de estudio trata sobre cómo ingresar la información al cerebro.

El  método ILVEM  garantiza mejorar la capacidad receptiva como una clave fundamental de las técnicas de estudio. Esto es muy importante porque ningún proceso ulterior puede mejorar el resultado de una observación defectuosa. En computación hay un dicho: " basura entra basura sale". Ningún software altera el procesamiento de una información pobre o incorrecta. 

¿cuál es el mayor poder de hombre?

No es tan fuerte cómo  el elefante, no puede nadar bajo el agua como el pez, ni puede volar como el pájaro, no puede cambiar de colores como el camaleón, requiere de sus padres para sobrevivir. Y sin embargo pudo dominar el planeta.

Ese gran poder  lo obtuvo gracias a su capacidad de comunicación con los demás de una manera en la cual ninguna otra especie puede hacerlo, mediante la invención del lenguaje verbal, que le permitió compartir  ideas, teorías, conocimientos, miedos y esperanzas. El hombres el único habitante del planeta que pudo grabar el alfabeto en su cerebro ( nunca se vio a un animal leyendo). Podemos afirmar que la lectura es la principal entre las técnicas de estudio.

Esa capacidad se encuentra hoy condicionada ya que  se está disminuyendo su fundamento: la práctica de la lectura.

Mejorar la calidad de la lectura  triplicando como mínimo la velocidad y comprensión es uno de los objetivos más importantes de las técnicas de estudio. Borges  le daba prioridad al afirmar: "no somos lo que somos por lo que escribimos sino por lo que leemos". 

Newton dijo algo parecido: "No soy un genio: estoy parado sobre las espaldas de gigantes".

Porque la vida es muy corta para aprender de primera mano utilizando el cuerpo como recurso.  

La lectura integra las técnicas de estudio que permiten lograr un aprendizaje de segunda mano que aprovecha la experiencia de los grandes de la historia  en provecho propio.  La ecuación hombre   = tiempo ya no cierra  porque la producción  geométrica  del conocimiento supera las capacidades humanas para recibirlo. 

El día tiene 24 horas y eso no se puede cambiar, por lo tanto la solución es aumentar el rendimiento personal. Existe una manera de incrementar la velocidad cambiando el hábito de la repetición labial y mental que condiciona la velocidad de lectura a la del habla.

Con nuestro método se incorporan técnicas de estudio para aprender a leer de 3 a 10 palabras por golpe de vista mediante la ampliación del campo visual aplicado a la lectura  que permite captarlas por  unidades de pensamiento o conjunto de palabras  que poseen un sentido propio, logrando romper de esta manera  con el razonamiento intuitivo  : "es imposible leer rápido y comprender mejor" .

Este prejuicio impide a la mayoría de las personas acceder a los beneficios de la lectura veloz porque razonan así: si leo más rápido comprendo menos, lo cual es cierto solamente dentro de las limitaciones  de la lectura tradicional.

Si la lectura veloz es tan eficaz: ¿ por qué no se incorpora en las técnicas de estudio  de la escuela?

El hombre es un animal de costumbres. Hasta que adquiere un hábito es abierto aunque inseguro. Cuando lo internaliza logra confianza pero al mismo tiempo rigidiza su conducta.

Se adquieren buenos o malos hábitos. Entre los negativos el de la lectura lenta que tiene su  limitación en la repetición labial o mental de las palabras, la que conduce a la barrera del sonido y a las  100 palabras leídas por minuto. Se trata de una inducción negativa desde la escuela tan grave como considerar que el chico adquiere sus logros más importantes antes de ingresar a ella  y que su principal función se concentra en la socialización.

Cómo el pez en el agua

El peligro de las técnicas de estudio basadas en  hábitos es que una vez incorporados se hacen invisibles para el que los posee. Así como dijimos que el último en darse cuenta de que existe el agua es el pez, del mismo modo el lector no se da cuenta de las carencias de su método ya que es el que usa la mayoría.

Cómo darse cuenta

Es muy difícil observar esa realidad cuando el sistema  educativo formal es el que la sostiene y fortalece. De la misma manera usamos el incómodo teclado de la máquina de escribir y  todos programan en entorno windows no porque sean mejores sino porque están impuestos. Es el poder negativo de la costumbre y de la mayoría.

Por lo tanto la solución es individual y  los que se dan cuenta lo hacen recién cuando mediante un test de medición de las habilidades lectoras comprueban sus fallas  por comparación  con los parámetros de la excelencia.

La lectura: el paso 1 de las técnicas de estudio

La lectura permite crear una  base de contenidos y permite ejercitar la capacidad reflexiva imprescindible para pensar. Escuchar un mensaje por TV es como viajar en un avión, hay que esperar a que aterrice para poderse bajar. En cambio leer es como manejar  un auto, en cualquier momento se puede detener la marcha y reflexionar.

Desde la ventana del stand de ILVEM en las Ferias del libro se observa la compra masiva de libros, muchos de los cuales nunca serán leídos. Un círculo negativo del consumo como  fin no puede ser transformado en el productivo círculo virtuoso de la lectura.

Observar es más que ver

Además  es muy importante desarrollar la capacidad de observación dentro de las técnicas de estudio. La mayoría de las personas ven pero no observan, colocando ante lo real una barrera mental que les impide el impacto directo.

La capacidad sensorial esta dormida. Tenemos un  contacto superficial con la realidad mediante un aparato lógico que  nos relaciona con el mundo de una manera mediatizada. Vivimos en piloto automático. Las jornadas transcurren sin emoción,  sin que  pase nada.

Las barreras tienen  un aspecto positivo  ya que el consumo nos ha invadido de manera tal que no tenemos tiempo, pero si no sabemos levantarlas en el momento oportuno nos impiden también conectarnos con lo que realmente nos importa o interesa. 

Yendo a las técnicas de  estudio, saber seleccionar es la clave ante la multitud de la oferta informativa. Implica tener claro lo que se quiere obtener (para el que no sabe a dónde quiere llegar es indiferente el camino que elija) y (el que tiene un por qué puede supera cualquier cómo).

Pero muchos eligen desde afuera por imitación (mentalidad de rebaño) o por valores de terceros (los padres, la sociedad, etc).

También  reaccionan sólo cuando algo  pasa y la conducta se torna pasiva a los acontecimientos. La falta de claridad, la elección desde afuera y la conducta reactiva restan potencia a las técnicas de estudio

Las oportunidades existen pero no se saben detectar. Como decía Pasteur: "el azar favorece  a solamente a las mentes preparadas". Hoy se puede aprender a observar,  rompiendo con el piloto automático y lograr una concentración plena  ya que cualquier cosa que se observa detenidamente se vuelve maravillosa.

La buena observación es la clave de la memoria (se le echa la culpa  cuando ni siquiera nos detuvimos a observar). Las técnicas de agudeza sensorial son las técnicas de estudio que permiten captar a la manera cinematográfica. La diferencia entre recordar un texto y una película es justamente que en el primero se procesa en el modo verbal o del hemisferio izquierdo y no se recuerda  y que en la segunda se utilizan las técnicas de estudio  sensoriales integradas ( cinestesia) y  sin realizar  esfuerzo alguno se memoriza todo el contenido.  El estudiante del curso de ILVEM aprende así a hacerse su propia película mientras lee.

Y la buena observación es también la clave de la inteligencia ( sin capacidad de observación nos quedamos en la apariencia de las cosas sin captar su esencia). La humanidad vio caer sin importarle durante siglos la manzana , o maldiciendo cuando una  impactaba su cabeza, pero no observó como Newton la caída para idear la teoría de la gravedad. La observación creativa estimula la inteligencia. 

Comenzamos esta nota diciendo que la lectura es el primer paso en las técnicas de estudio y llegamos ahora al último que es utilizar el capital intelectual creado al leer para aplicarlo con inteligencia en todas las áreas de la  vida.

 

* El Dr Horacio Krell, es el director de ILVEM. Consultas en horaciokrell@ilvem.com.

 

Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 3220 5526
+5411 4821 5411
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza