Curso de concentración en la lectura

                                   EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN * por Horacio Krell

 


 

CURSO DE CONCENTRACIÓN EN LA LECTURA

La concentración durante la lectura

Durante la lectura lenta: el  cerebro ocupa tan solo el 10 % de su capacidad. Mientras tanto, la parte inactiva actúa por su cuenta haciendo perder el curso de concentración en el texto.

Los distractores son ladrones de tiempo que obligan a los ojos a retroceder provocando continuas regresiones. Los distractores  pueden ser estímulos externos (ruidos,  teléfono, etc.) o internos  (ideas parásitas, divagues, recuerdos, etc.). Sin embargo, lo externos son internos disfrazados ya que provienen de fallas humanas por no saber enfrentarlos.

La mente es por naturaleza vagabunda y salta de una idea a otra cada 12  segundos. Por lo tanto, en una hora se producen alrededor de 300  dispersiones. Durante el curso de concentración se busca evitar la baja ocupación de la mente. El que lee lentamente se asemeja  al conductor que maneja un auto muy despacio: puede cometer un error ya que divide su atención entre numerosos estímulos (la radio, su acompañante, etc.).

Alta ocupación de la mente. En cambio, quien maneja a una  alta velocidad no puede distraerse ni un segundo: su mente se dirige 100% a la actividad que realiza. Los accidentes provocados por fallas de concentración  son la mayor causal de muerte en las rutas. Para el estudiante,  son la  fuente del estrés y de la inadecuada administración del tiempo.

Como se intenta evitar en el curso de concentración, si al perseguir un objetivo la mente se dirige en otra dirección, el esfuerzo y el cansancio se multiplican y se pierde energía inútilmente. Se destinan horas para lograr lo que se podría realizar en minutos.

En lugar de manejar a la mente, la mente gobierna y limita a la persona. 

En cambio al dominar las técnicas del curso de concentración se consigue usar el 90% de la capacidad y el espacio para la distracción disminuye. El que se ocupa aumenta  su campo de influencia y de control, mientras que la preocupación que genera la distracción es paralizante.

La velocidad de la lectura que se obtiene durante el curso de concentración, al eliminar  la repetición labial y la  escucha mental de las palabras,  permite un pasaje directo de la información del ojo al cerebro y contribuye a eliminar  la distracción.

Cuando se usarla fuerza de voluntad para dominar a la mente,  lo que se  intenta reprimir, es decir  el obstáculo, reaparece como una atracción fatal, produciendo una fijación  negativa en ideas parásitas. Si decimos no pienses en un oso inmediatamente pensaremos en él.

A diferencia, la concentración  perfecta,  hace concordar la intención y la acción, en un estado  ecológico de flujo donde el logro se alcanza sin esfuerzo.

El secreto consiste en dejar de reaccionar ante los sucesos y elegir el futuro que se anhela, manteniendo la ruta seleccionada. Para lograrlo, el secreto es la metodología que se enseña en el curso de concentración ya que los métodos constituyen  la mayor riqueza del hombre.

Si se empieza por educar a la mente, la concentración hace la diferencia.

* El Dr Horacio Krell, es el director de ILVEM. Consultas en horaciokrell@ilvem.com.ar.

 

Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 3220 5526
+5411 4821 5411
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza