Cuerpo sano en mente sana

                                   EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN * por Horacio Krell


 

CUERPO SANO EN MENTE SANA

 

Con la  bipedestación las manos transfirieron a las piernas la locomoción  y se dedicaron a nuevas tareas, como tomar  el alimento que antes era recogido por los músculos de la mandíbula. Entonces, el rostro se aplanó y en  posición erecta el cerebro creció. Lejos de la tierra, la cabeza se transformó en un símbolo intelectual  y  los  ojos se convirtieron en su instrumento. Así se produjo la división entre lo sensorial y lo intelectual. Desde aquí se planteó el problema del cuerpo sano en mente sana.

 

El sector abdominal, que se percibe al sentir una tensión en el estómago, es el que más se asemeja en el cuerpo humano  a la naturaleza. El surgimiento del lenguaje creó un mundo cultural y simbólico, que el hombre construyó.

 

El cerebro partido

 

Con  la invención de la imprenta y el enciclopedismo en la educación, se impulsó el crecimiento del hemisferio izquierdo del cerebro. En él se asentaron las destrezas de pensamiento, del análisis y de la objetividad.

 

Para el hemisferio derecho, en cambio,  quedaron la intuición, la perspicacia, la creatividad y las emociones. El ensamble entre ambos lo realiza un cableado de fibras nerviosas llamado cuerpo calloso, que los conecta sin ocultar la competencia que existe entre estas dos formas diferentes de procesar y  pensar.

 

Sin embargo esta disociación no considera el principio de cuerpo sano en mente sana. Sin embargo mediante la gimnasia mental, los dos hemisferios podrían complementarse. Cuando el hombre se puso de pie  desarrolló su cerebro porque las manos se dedicaron a explorar y a ejecutar las decisiones de la mente. Trabajando en equipo, se convirtieron en su extensión natural.

 

Manos, Mente y PC

 

En la actualidad, la PC  complementa al cerebro  con su velocidad exponencial, memoria ilimitada, comunicación sin fronteras y exposición multimedia.  Sin embargo, no todos saben conectar la PC con sus manos. Siete de cada diez personas escriben con dos  dedos y a 20 palabras por minuto, deteniendo  la velocidad de su pensamiento. De esta manera, no logran aplicar a lo digital el sueño de Arquímedes: “Dadme una palanca y moveré el mundo” y se relega nuevamente el principio de tener un cuerpo sano en mente sana.

 

El día sigue teniendo 24 horas pero perdiendo el tiempo por falta de métodos el crecimiento exponencial de la información y del conocimiento se tornan inaccesibles. En cambio cuando se logra el dominio de la escritura veloz se genera una sinergia entre la mente, los ojos, las manos y la PC, sincronizando el sistema nervioso humano con el digital. El efecto es casi  mágico: "son manos que hablan".  Entonces se genera cuerpo sano en mente sana.

 

Las palabras vuelan y se las lleva el viento

 

Esta  vinculación entre el cerebro  y la mano se refuerza mediante la escritura: lo escrito permanece mientras que las palabras y los pensamientos desaparecen. La grafología y la firma en un documento  demuestran el compromiso que implica la escritura. Así, como cada mano cuenta una historia, la escritura permite fijar los conceptos, repasarlos para crear  huellas en la memoria y también ingresar en procesos de superación personal:  “grabar pensamientos positivos en la mente aprovecha su capacidad autosugestiva, que le permite transformar en acto todo aquello que se decide  aceptar”.

 

En relación con la memoria, es sabido que el dibujo es un poderoso instrumento para representar objetos e ideas. Para quienes  no poseen facilidades naturales, existen métodos simples y efectivos para lograrlo. El uso de la mano como auxiliar del proceso intelectual, provoca una modalidad activa de la percepción y un impacto-registro más penetrante y efectivo. Además, al representar en códigos diferentes a los percibidos originalmente, se favorece el entrenamiento de la creatividad.

 

Es decir que cuerpo sano en mente sana son el resultado de un entrenamiento. Para lograrlo en el cual el hardware que es cuerpo  y el software que es la mente se asocian estratégicamente para vivir una vida mejor.

 

*  Dr. Horacio Krell, Director de ILVEM. Consultas a horaciokrell@ilvem.com.ar.

 

Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 3220 5526
+5411 4821 5411
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza