Motivación

                                   EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN * por Horacio Krell

 

 

MOTIVACIÓN

Miguel Cornejo escribió ¿Quien motiva al motivador?. No dependo de nadie para ser feliz. Si tengo un problema, respiro profundo, busco estar solo y me pregunto  ¿qué pienso?  y me contesto .  Al expresarme, me escucho mejor,  veo lo que me oprime,  digo ¿Qué puedo hacer?,  busco soluciones y el nivel interno de presión cede y es sustituido por una sensación agradable. Es porque  tengo alternativas. Llevo una libreta donde  defino que haré y cuando. Y comienzo a actuar. Hay 3 fuentes de motivación a las que acudo: 1) Dios 2) A mí mismo 3) Otras personas. Mi sugerencia, es que busques las respuestas en ti, segundo que ores al Dios en quien creas y, tercero, que consultes a tus amigos. Si pones a Dios primero, no vas a cultivar tu fuerza interior y lo vas a usar como pretexto. Y no desarrollarás tu musculatura interior. Si pones primero a otros, no van a estar cuando los necesites. El concepto de sabiduría de la incertidumbre también te ayudará. Los hindúes dicen, que mientras peor veas las cosas, más seguro debes sentirte porque del caos surge  la solución. Parece un disparate, pero  funciona, cuando parece que todo esta  peor, se soluciona sin hacer nada. Para lograrlo, ejercita un estado interior de tranquilidad cuando las cosas anden muy mal.

Habilidad, conocimiento, actitud. El conocimiento potencia la habilidad, la actitud los hace funcionar y la motivación es el motivo de la acción. Para potenciarlos debemos salir de saber sólo lo que no queremos y de escapar sin dirección. La fuerza más poderosa es saber lo que queremos, es el incentivo para orientarnos con razones valederas. Y para que no se convierta en una mera intención, hay que expresar en positivo el querer y creer que es posible. Ford dijo: siempre tenemos razón, cuando pensamos que nos irá bien o mal.

El proceso. Entonces comencemos por encontrar un buen motivo, por aprender motivación. Luego  pensemos en positivo, actuemos  en consecuencia, evaluemos si la acción se acerca al objetivo, y aprendamos del error. Edison erró 999 veces antes de inventar la lámpara eléctrica.

Motivación en los equipos de trabajo. Los principales motivos, comunes para todos, son los de realización personal, relacionarse con la gente y tener poder. Por lo tanto hay que alinearlos con  los objetivos institucionales. A la empresa le interesa el desempeño y debe lograr su motivación, promoviendo no la antigüedad, el esfuerzo, la  habilidad o la dificultad de la tarea, sino los resultados. El hombre se esfuerza si considera que con eso mejorará, y si por hacerlo recibirá una recompensa que concuerde con sus metas. No motiva tanto el dinero como el interés por el trabajo, la  autonomía para hacerlo y el reconocimiento por la labor.

Aprender motivación: a motivar y a motivarse  Cambiar tendencias o establecer nuevas preferencias, requiere experimentar el cambio y no sólo del convencimiento previo. La resolución de problemas exige precisión de objetivos y propósitos firmes. La motivación en su etapa inicial, ya sea de origen interno o externo, crea una expectativa magnética, y se presenta como una incógnita o problema a resolver. Para motivarnos hay que visualizar cómo apropiarse del cambio y establecer nexos afectivos con nuestras aspiraciones. La motivación se caracteriza por lo descriptivo, o externo, en relación nuestros intereses.

La comprensión es la adecuación de ese deseo a la práctica, y permite sistematizar el contenido, y explicarlo. La comprensión integrada con la motivación, y  sistematizadas, nos  permitirá transferir y extender lo aprendido a otros contextos.

Cierta vez Paganini rompió tres cuerdas de su violín y siguió tocando aunque su orquesta paró. La imaginación en ocasiones límites es la última cuerda que queda hacia el futuro. En el peor momento, la oportunidad puede presentarse haciendo sonar la cuerda más firme, que es creer en  uno mismo, y confiar en que nuestro porque superará cualquier cómo.

La victoria es el arte de continuar cuando otros se detienen. Churchil dijo: un optimista ve una oportunidad en cada calamidad y el pesimista una calamidad en cada oportunidad. ¿Quién motiva al motivador? La motivación crea una doble mirada: hacia nosotros mismos y hacia el contexto, y el motivo genera la energía para emprender la acción.

El Dr. Horacio Krell, dirige a ILVEM. Consultas a horaciokrell@ilvem.com.ar.

 

Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 3220 5526
+5411 4821 5411
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza