INTELIGENCIA CRIMINAL: LADRONES S.A

                                   EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN * por Horacio Krell

 

INTELIGENCIA CRIMINAL: LADRONES S.A.

 

El crimen perfecto se nutre de inteligencia en la acción y desinteligencia en la prevención o en la investigación. Sherlock Holmes siempre acertaba porque Conan Doyle escribía sus historias. La realidad es una verdad  lejana, sólo podemos acercarnos a ella hipotetizando.

 

Ladrones S.A, robaron el Banco Río el 13/1 avisaron a la policía, tomaron rehenes y desaparecieron sin dejar rastros. En los robos comunes los ladrones intentan huir antes que llegue la policía, actúan con  velocidad y precisión para obtener amenudo un pequeño botín. Ladrones S.A usaron otra lógica, creativa y estratégica, organizaron sus acciones con un pensamiento sistémico, estudiaron los sistemas de seguridad logrando que jugaran a su favor. Para obtener un botín grande, necesitaban mucho tiempo y no despertar sospechas.

El plan. Los golpes grandes generan recursos para 1) financiar el próximo golpe 2) ganar tiempo, por ejemplo para un brainstorming (tormenta de las mejores ideas criminales), 3) buscar  socios  (el dream team del delito), 4) tener armas, ropas, botes y autos para escapar.

Nace una idea. Supieron también convertir el azar en buena suerte, alguien les informó que

en 2001 se construyó allí un túnel subterráneo. Esto le dio cuerpo a la idea y al plan.

Logística y ejecución. No tuvieron que usar la fuerza bruta, el túnel estaba casi listo. Para mover el pesado botín, usaron un bote. Además tenían los planos. Entonces la palanca de Arquímedes funcionó: 1) evitaron  la ley de Murphy: lo que puede salir mal va a salir mal, cuidando los detalles 2) usaron la de Pareto: el 20%  genera el 80%. El costo tiempo es el mismo para robar 2$ que 1.000.000. Contaron con el factor sorpresa y  con el tiempo vital.

El peso de la costumbre. La burocracia suele ser fatal. Del lado del banco ¿ Sonó la alarma antisísmica?¿ Pensaron que  falló?, si no sonó, ¿ quién fue el responsable?. Del lado policial si bien se ataron al  protocolo, ¿tiene sentido cumplir reglas que no se adecuan a la situación? El comité de crisis debió considerar los escapes subterráneos y  Ladrones S.A estarían presos. La ley de oro de la inteligencia policial es no apostar a una sola hipótesis.

Todo es historia.  Les hubiera bastado con recordar “ El robo de Niza”. En 1976,  Spaggiari y sus cómplices se sumergieron en las cloacas  y cavaron un túnel hasta quedar debajo del banco. Luego perforaron la cámara blindada, agujerearon la puerta de acero del cuarto de los cofres, y abrieron las 337 cajas. El valor del botín fue de 8 millones dólares.

El montaje de la escena.  Sabían  que con 23 rehenes la policía no entraría a sangre y fuego. Mientras un ladrón dilataba con pericia la negociación, sus cómplices preparaban la fuga. Hicieron un plan con mil detalles. La audacia distingue a los profesionales del delito.

¿ De qué inteligencia hablamos? El capital de este robo fueron  información + inteligencia. Hoy el dinero-fin justifica cualquier medio: corrupción, complicidad, encubridores, enemigos a sueldo, el poder creciente de los que más tienen y la mayor de las pobrezas; crearon un oasis de criminalidad, el auge del terrorismo, del narcotráfico, del crimen de Estado, de las estafas legales, del aniquilamiento de la naturaleza, del vacío legal.

Con letra chica en los contratos, los bancos no quieren asumir su  responsabilidad.

En el siglo XIX  Bernard Shaw pensó que en un futuro se trabajarían dos horas diarias. Hoy vivimos atemorizados por la tecnología, que fuera de control, destruye el empleo. Extrapolando el consumo actual de China, India y las grandes potencias, se necesitarían dos planetas enteros para abastecerlas. Como el futuro se acelera,  Bertrand Russell afirmó que, tarde o temprano, la inteligencia, la paciencia y la elocuencia librarán a la especie humana de las torturas que se inflige a sí misma. Sin embargo la inteligencia criminal prospera cada vez más, con sus valores despreciables, sin que se asome todavía, por ninguna parte, la inteligencia de la que hablamos: la inteligencia espiritual.

El Dr. Horacio Krell dirige a ILVEM institución dedicada a la investigación en técnicas intelectuales e informática aplicada. Responde sus consultas en horaciokrell@ilvem.com.ar.

 

Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 3220 5526
+5411 4821 5411
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza