Cambiar de mente

                                   EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN * por Horacio Krell

 

 

CAMBIAR DE MENTE

 

 

Pavlov  hacía sonar la campanilla mientras le ofrecía  comida al perro. Luego de repetir diariamente  el experimento comprobó que segregaba saliva ante el   sonido, aunque no le diera el alimento. Se había creado un reflejo condicionado.

 

Con los años del reflejo condicionado se llegó al lavado de cerebros, -para  alterar la libertad de pensamiento-, y en la actualidad con la tecnología de la informática y comunicaciones se han perfeccionado  los mecanismos de sugestión  global  para lograr como resultado el  pensamiento único.

 

Antes, el hombre se había convertido en empleado, durante la revolución industrial. El campesino que se guiaba por la naturaleza y sus necesidades, debió  trasladarse a la fábrica,  cumplir un horario y aceptar instrucciones detalladas.

Herederos de la revolución industrial, todos tenemos reloj pero nadie tiene tiempo y el miedo a la libertad se refleja en conductas que derivan de ese cambio de mentalidad  que impide lograr una mejor  calidad de vida.

 

Estas son las mentalidades que deberíamos cambiar:

 

Mentalidad de masa: perder la individualidad para adaptarse a la mayoría.

 

Mentalidad de empleado: obedecer normas en lugar de pensar por uno mismo.

 

Mentalidad de bombero: dar prioridad a lo urgente sobre lo importante.

 

Mentalidad pesimista: ver siempre la amenaza antes que la oportunidad.

 

Mentalidad episódica: reaccionar ante lo que pasa en lugar de inventar el futuro.

 

Mentalidad de grupo: Nosotros ganamos, Uds. pierden antes que: ganemos todos.

 

¿Cómo se cambia de mentalidad? El hombre, en cierto sentido, no es diferente al  perro de Pavlov, también adquiere reflejos, pero el aprendizaje que es su agente de  cambios, le  enseña a generar nuevas respuestas.

 

Entre el estímulo y respuesta existe un proceso elaborador. Sin estímulo no hay aprendizaje lo que hace necesario mejorar la capacidad de percibir y responder. Aprender es romper el reflejo. Cuando el  sistema nervioso interpreta un estímulo,  todavía no hay aprendizaje. Para que se produzca,  la respuesta debe hacerse  habitual. El hombre es un animal de costumbres, prueba, ensaya, e  incorpora el cambio a su conducta si satisface el principio básico de la recompensa por el esfuerzo que debe realizar. Si no le conviene: ¿por qué debería cambiar?

 

A veces puede ser el dinero, pero cambiar en sentido amplio es abrir el corralito del pensamiento para comprender que el cambio  no se puede evitar. Preocuparse o analizar en exceso produce parálisis, es mejor la respuesta optimista que consiste en saber inclinar el cambio a nuestro favor. La fórmula es  visualizar la zanahoria- recompensa, asociada con  la nueva conducta.

 

El ejemplo clásico de cambio productivo  es el de Demóstenes quien hizo de su defecto una virtud: era tartamudo y se convirtió en el padre de la Oratoria.

Un cambio feliz  transita  por el camino socrático de conocer el  deseo, que es el factor clave para sostener  una estrategia y generar un compromiso. Como dijo Demóstenes: "las palabras que no van acompañadas de hechos no sirven para nada".

La crisis indica cual es el momento de asumir la responsabilidad por el futuro, e intentar hacerse cargo. Lo importante es descubrir a tiempo la misión en la vida mediante el autoconocimiento, tomando  conciencia que es más efectivo actuar por vocación, ya que cuando el deseo es suficientemente grande cualquier obstáculo  se vuelve  pequeño.

 

La felicidad debería el objetivo del cambio. Solamente pueden acceder a ella los  que saben lo que quieren. No es cuestión de vivir para trabajar sino de trabajar para vivir. Como dijo Amado Nervo: "Porque veo al final de mi largo camino que yo he sido el arquitecto de mi propio destino, vida nada te debo, vida estamos en paz.

 

El Dr. Horacio Krell es el director de ILVEM, consultas en horaciokrell@ilvem.com.ar.

 

Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 3220 5526
+5411 4821 5411
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza