clarinrojo.gif
 

Google funciona como una memoria externa y colectiva que hace menos necesario utilizar el cerebro para recordar. Cuando escribimos confiamos más en la agenda que en la memoria y con la calculadora olvidamos hasta cómo hacer las cuentas.

Agosto 2011  | Publicado en la

 

Edición impresa

 


EL EFECTO GOOGLE

Por Horacio Krell*

 

Google funciona como una memoria externa y colectiva que hace menos necesario utilizar el cerebro para recordar. Cuando escribimos confiamos más en la agenda que en la memoria y con la calculadora olvidamos hasta cómo hacer las cuentas.

El descubrimiento del fuego mejoró la digestión. Con la rueda se necesitó menos del músculo. Cada avance tecnológico fue una oportunidad: ¿Google perjudica al cerebro o es su extensión natural? Cuando el hombre no pudo guardar información en sus genes nació el cerebro, al crecer la información creó el libro y ahora inventó Internet.

El avance de las tecnologías de la comunicación  y el crecimiento geométrico del saber lograron que el saber se duplique cada 3 años.

 

Vivimos en la Era del Conocimiento. En 30 años se podría llegar a implantar neuronas modificadas que acrecienten el capital intelectual.

Einstein decía: No guardes en la cabeza lo que te quepa en un bolsillo. Ese bolsillo hoy es la Web que hay que saber entrenando las facultades cognitivas. Las neuronas del hemisferio izquierdo deben asociarse con las del izquierdo. Usar google no nos hace más o menos inteligentes,  es un medio, nunca un fin.

IBM  creó a Watson, un ordenador capaz de dar respuesta a millones de preguntas y que aprende de sus errores. Hablamos de inteligencia artificial. Puede tener las respuestas, pero siempre surgirán nuevas preguntas. La responsabilidad ética es del hombre y no de las máquinas. La tecnología modificó el cerebro, pero lo que le quita se lo reintegra de otro modo. No hay Watson sin alguien que lo programe, no hay Google sin los que construimos su inteligencia cada día.

 

Mente sana en cuerpo sano. Científicos canadienses midieron como gastaban su energía y la capacidad mental de los ancianos. El resultado fue sorprendente. Para un grupo la actividad era caminar, cocinar, arreglar el jardín. El grupo de los sedentarios, que permanecía sentado frente a su computadora, obtenía bajos resultados. En cambio, el grupo que tenía una actividad física suave, mejoraba su capacidad de razonar.

Mover el cuerpo es un antídoto contra la obesidad, el sedentarismo y el estrés. Lo que no se usa se pierde. Moverse libera agentes químicos, que como la endorfina, producen bienestar. Por otra parte el entrenamiento mental evita que funcionemos en piloto automático.

La neuroplasticidad es la capacidad del cerebro para autoformatearse con el aprendizaje y la experiencia, los creadores de redes neuronales que reflejan los cambios que producen el conocimiento y el trabajo.

La pandemia del siglo xxi será el mal de Alzheimer. La paradoja es que se pueden sumar años a la vida pero debemos también agregar vida a los años. No se conoce el Alzheimer en ajedrecistas famosos, esto implica que hay que asociar el movimiento físico y la gimnasia mental.

Jubilarse entraña riesgos. Verdi sobre su longevidad creativa afirmó: toda la vida busqué la perfección y todavía no la pude hallar.

 

Una vida creativa se nutre de  proyectos. Sin innovación no hay superación. Para realizar los sueños hay que recalar en el presente y el pasado. Aprender es el cambio que se produce en la memoria asimilando y acomodando los nuevos conocimientos.

Renovarse es vivir: Destruirse uno mismo creativamente mantiene la flexibilidad ante los cambios, ante las viejas ideas que nos rigen silenciosamente. Para rejuvenecer, renacer, reinventarse y revolucionar, hay que borrar lo que ya no es para que crezca lo que debe ser. Siempre que se gana algo se pierde otra cosa. Algo debe andar mal en los ciclos humanos: cuando ganamos en experiencia perdemos en imaginación. Borges, en Funes el memorioso, mostró el valor del olvido: con tanta memoria Funes no tenía tiempo para pensar.

La ley 80/20 afirma que el 20% de los factores en cualquier problema producen el 80% de los resultados. Visto así Google podría ser la palanca de Arquímedes de la mente. Lo importante es saber hacer lo que precisamos para ascender hasta lo que queremos ser.

 

Copiar y pegar. Hay una tendencia a apropiarse de textos en google y presentar como propio un trabajo ajeno. Lo que se desconoce es cómo seleccionar información, pensar por uno mismo, desarrollar la capacidad expresiva y producir buenas ideas. Ante un examen bien planteado, se puede tener a mano toda la bibliografía, pero si no se aprendió a pensar y razonar no se podrá responder.

Copiar no es una conducta perversa, casi todo se aprende por imitación. El drama es imitar los malos ejemplos, no saber usar el conocimiento o modificarlo.  Cuando el estudiante se convierta en profesional verá cómo se imita el éxito. El método se hizo estrategia: bench marking es la fórmula para copiar a los ganadores. El modelo capitalista se basa en copiar y mejorar lo que hacen los mejores.

Lo valioso es pasar de la imitación a la  innovación y a la invención.
Es la diferencia entre creatividad bohemia e innovación aplicada. Los japoneses después de la segunda guerra mundial copiaban los productos de EEUU, los mejoraban, bajaban su costo y luego se los reexportaban. Así produjeron el milagro de su reconstrucción.

Si se aprueba copiando es porque los exámenes apelan a la memoria. Un profesional debe contar con destrezas distintas, que incluyen el trabajo en equipo, el área social  de la inteligencia emocional.

 

Intoxicación tecnológica. El efecto google no debe provocar adicción. Pero los estímulos permanentes y simultáneos que presenta la red  inducen a que los internautas realicen varias tareas a la vez. Se está perdiendo la concentración y sin ella ya no es posible leer un texto completo. El verbo procrastinar define la tendencia a postergar sistemáticamente tareas importantes. Esto plantea una señal de alerta en el encuentro de la inteligencia humana con la artificial. Si no usamos la memoria vivida, aquella que encarna en el cuerpo y en la mente el saber y la experiencia, y si recurrimos siempre a Google, nos hacemos dependientes. La sabiduría es el fruto del conocimiento más la experiencia. Para bien o para mal internet llegó para quedarse. Hay que entrenar el cerebro para que sepa conectar armoniosamente el sistema nervioso humano con el sistema nervioso digital. Un consejo sencillo y de sentido común es hacer una sola tarea a la vez. Es así como está diseñado y como funciona mejor nuestro cerebro.

La lectura silenciosa, interior, concentrada, no siempre fue así. San Agustín visitó en Milán al obispo San Ambrosio. “Cuando leía, sus ojos recorrían las páginas y su corazón entendía su mensaje, pero su voz y su lengua quedaban quietos”, cuenta asombrado. Su admiración nace al ser testigo por primera vez de una lectura muda.

Al ser un hábito cotidiano y automatizado no reparamos en las complejas  habilidades que demanda la lectura profunda, individual y reflexiva. Pero las competencias digitales también son eficaces para buscar información desde cualquier lugar. Podemos conciliar posiciones y decir que sus campos de acción son diferentes, pero que el libro y el ordenador se complementan. La sociedad de la información y su joya Internet, no nos privarán del placer leer. Por el contrario, todos los contenidos en papel impreso han pasado o están pasando a formato digital. La lectura fue la primera tecnología creada por el hombre y sigue siendo imprescindible para generar y entender a todas las demás.

 

*Director de Ilvem. Contacto: horaciokrell@ilvem.com




print.gif  friend.gif  

Escribir un comentario

  
lacosita05
26/08/2011 20:45:47
 
Comentario a moderar
Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 4827 5374
+5411 4821 5411
+5411 5422 4742
+5411 3220 5526
 
 
 
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza