clarinrojo.gif
 

No es posible separar educación y desigualdad de oportunidades. Hay familias que tienen varias computadoras en su casa y otras que viven en pueblos sin electricidad ni agua corriente y con un solo maestro para toda la escuela.

Junio  2011  | Publicado en la

 

Edición impresa

 


 

LA EDUCACIÓN DE NUESTROS HIJOS
Por Horacio Krell*


No es posible separar educación y desigualdad de oportunidades. Hay familias que tienen varias computadoras en su casa y otras que viven en pueblos sin electricidad ni agua corriente y con un solo maestro para toda la escuela. El contexto socio cultural es el que nos hace humanos y se internaliza por el lenguaje. El aprendizaje promueve el desarrollo y requiere mediadores humanos y recursos instrumentales.Fuera de las diferencias que determina el origen, la escuela como institución atrasa: “si resucitaran un médico y un maestro del siglo XIX, el médico debería estudiar de nuevo y el maestro podría seguir dando sus clases como siempre”.
La teoría de las inteligencias múltiples. El niño aprende informalmente antes de ir a la escuela guiado por una curiosidad infinita. Aunque el verbo aprender es invisible para él, en poco tiempo sabrá caminar y hablar, entre muchas otras cosas. Todo le interesa y se enriquece con cada respuesta. Indagar en el porqué de las cosas es su ruta al aprendizaje.
En la escuela su progreso se detiene. Allí se privilegia la sociabilidad, se lo incentiva a lograr un conocimiento promedio y no a descubrir su genio interior, esa inteligencia especial que lo convertirá en un ser único.
La escuela secundaria es todavía más abstracta, verbal y enciclopedista. Quienes no se adaptan a ella se convierten en «malos alumnos». Esto no quiere decir que sean menos inteligentes, abundan los casos de "malos alumnos" que brillan luego por su imaginación y creatividad. “M’ hijo el dotor”. La obra escrita por Florencio Sánchez describe una sociedad que soñaba con valores positivos: una juventud sana, entregada al estudio y a la familia. Hoy la clase media, que es el capital de reserva de nuestra sociedad, se conforma con que sus hijos
no vivan de noche, en la droga y la ignorancia. Hoy hay un millón de jóvenes a los que se ---llama NINI – son los que no estudian ni trabajan- .
El estudio internacional PISA, realizado en 2009, evaluó las aptitudes de 470.000 alumnos de 15 años de 65 países. Allí Argentina figuró en el puesto 58 entre 65. En forma complementaria se evaluó la disciplina. Por la conducta en las aulas, Argentina figuró en el último lugar, mientras China, que logró un crecimiento económico extraordinario en las últimas décadas, se situó en las mejores posiciones en conocimientos y en disciplina. En nuestro país el populismo fue creando la democracia de los ignorantes, una sociedad que perdió sus mejores valores. Hoy mientras los padres duermen intranquilos mientras sus hijos destruyen su porvenir en noches de fiesta y descontrol.
En plena sociedad del conocimiento estamos retrocediendo hacia la ignorancia. Tenemos que revalorizar el conocimiento, volver a los principios del trabajo, de la cultura del esfuerzo personal y social, retornar a los tiempos en que sabía que, con independencia de la condición social y familiar, “estudiando existía futuro”. Eso se erosionó. El estudiante aprendió a reemplazar el esfuerzo por la viveza y por la picardía
Pensar a largo plazo es la urgencia de hoy. Se trata de detectar las tendencias de la nueva geografía económica y política. En Asia hay 2500 millones consumidores que abastecer. Hay que ver un horizonte de alcance mayor que el del día a día.
En el siglo XIX, en medio de guerras civiles interminables que impedían formar nuestra Nación, había gente que pensaba, como Alberdi y Sarmiento. Alberdi en el ferrocarril y la inmigración, sin los cuales el país no hubiera sido viable. Sarmiento en la educación universal y en la calidad de la enseñanza, como bases de un país moderno. Para lograrlo construyó escuelas y trajo maestras norteamericanas.
Para inventar el futuro, la educación debe ser una política de estado que despierte vocaciones, investigue y propicie un clima de efervescencia universitaria. Para eso hay que
dejar de lado la ideología y pasar al diálogo.
Invertir en formación y tecnología. Los países asiáticos crecen en calidad educativa y en inversión tecnológica Los chinos tienen un proyecto educativo centrado en la ciencia y forman centros de creación de conocimiento como su razón de ser.
Una universidad para todos necesita financiamiento. En Australia se financia la educación con créditos a 20 años de plazo. Eso conduce a una universidad con recursos.
La mejor política educativa es remunerar bien al docente. El éxito educativo de Finlandia se debe a que un maestro tiene gran reconocimiento económico y social. Si crece la cantidad de alumnos, los recursos deben aumentar o la variable de ajuste será la calidad. Las prioridades se miden por los que se asigna a áreas vitales como la educación. El abc es la educación. La curiosidad y la capacidad de aprender son propias del niño. Todos los animales aprenden, pero no enseñan. Somos la única especie que enseña y los chicos son los primeros maestros. La masa de inteligencia en el mundo es colosal. Hay que desarrollarla desde las bases, restableciendo la alegría por aprender y enseñar. Si la educación elige ir de la ignorancia a la mediocridad en lugar de convertir la fortaleza en excelencia, crea seres mediocres. Es mejor ser anormal y pertenecer a los mejores que ser normal en la mediocridad. Existen sistemas pedagógicos para aprender a ser originales, a potenciarse, a alcanzar la perfección y a liderar el cambio social.
Generación tras generación, se careció de métodos para detectar talentos y fortalezas que como brújulas internas conecten a cada niño con su pasión y su genialidad. Se le ofrece un radar para imitar la moda en la sociedad de consumo cuando se necesitaría la brújula del autoconocimento para detectar el genio interior, incentivar la inteligencia individual hacia la trascendencia y la inteligencia social a la cooperación y armonización de las diferencias, en lugar de alentar un modelo que promueva la mera competencia.
La ciencia es lo que el padre enseña al hijo, la tecnología, lo que el hijo enseña al padre. Finlandia es otro país que lidera en los exámenes internacionales. Decidieron invertir en educación y educar a todos los niños sin importar el origen. El corazón del éxito son los profesores, todos los maestros realizan maestrías. El conocimiento se subordina a la creatividad, a la flexibilidad, a la iniciativa y a su aplicación a situaciones nuevas. Se enseña a pensar libremente, a tener ideas originales, sin miedo a los errores. El perfil
docente garantiza el diagnóstico temprano y los más atrasados no necesitan profesores particulares. La gran lección es que invertir en maestros rinde y paga.
El modelo finlandés demuestra que el abc del desarrollo pasa por la educación. Argentina figura entre los países con mayor grado de corrupción y entre los peores en educación. Finlandia es la cara opuesta. Hace 10 años era un país con muchos pobres, como Argentina.
Pero apostaron a que, siendo tan alta su pobreza debían invertir en educación e igualdad de oportunidades, e hicieron de ellas sus políticas de estado. Para la misma época Argentina tuvo la oportunidad de imitarla pero decidió construir una Fábrica de pobres, confirmando que la maldición de los recursos naturales atrae gobiernos populistas. El resultado es que en Finlandia ya no hay pobres y en Argentina se multiplican como hongos. Aquí los ídolos son los ricos y famosos, en Finlandia la estrella de la sociedad es el maestro.




print.gif  friend.gif  

Escribir un comentario

  
Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 4827 5374
+5411 4821 5411
+5411 5422 4742
+5411 3220 5526
 
 
 
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza